Pasión Turfística, siempre junto al Turf grande de Argentina

Flightline "desplegó sus alas" en la Breeders’ Cup Classic (G1)

Volvió a encantar el crack hijo de Tapit.

Siendo uno de los caballos más carismáticos de los Estados Unidos, el gran Flightline dejó en claro su liderazgo y se quedó con la Breeders’ Cup Classic (G1), competencia que otorgó US$6.000.000 en premios. En prácticamente un match el defensor del Summer Wind Equine persiguió en todo momento al enardecido puntero Life Is Good, al ingresar a la recta de los gritos dominó la prueba con solvencia y luego encandiló a toda la afición con un gran golpe de velocidad final, el cual lo depositó en la chapa máxima. Cruzó el disco "parando" el conducido por Flavien Prat, que en esta ocasión doblegó fácil a Olympiad, con el cuidado de John W. Sadler.

Últimas novedades